Inicio » Información general » Contraindicaciones de los tratamientos farmacológicos

Contraindicaciones de los tratamientos farmacológicos

Los hipnóticos constituyen el grupo de fármacos más común en el tratamiento contra el insomnio, principalmente las benzodiacepinas y los análogos a las benzodiacepinas. Aunque las propiedades son variadas y de eficacia probada, hay que tener especial cuidado acerca del tiempo en el que van a ser usados, ya que estamos hablando de medicamentos psicotropos, es decir que afectan directamente  a la mente proporcionando estados de bienestar que a la larga provocan dependencia, primero psicológica y después física.

La automedicación constituye además el principal problema a la hora de una mala gestión de este tipo de tratamientos. Se calcula que un 80% aproximadamante de los envases de hipnóticos que se consumen en España son de personas que lo hacen habitualmente. En torno al 50% de los consumidores de hipnóticos son mayores de 65 años, de los que tenemos asumido que “deben” tomar medicamentos para dormir hasta el final de sus vidas. El restante 50% comprende una parte de la población entre los 20 y 65 años, que ha caído en el insomnio muy probablemente a causa del estrés y del acelerado ritmo de vida y que a menudo cambiarán el dormir por la adicción a los medicamentos para ello.

Seguramente son pacientes que debían haber haber acudido al médico antes y a los que se debía haber tratado con hipnóticos de manera puntual, y llegados a este punto cuando ya acuden al especialista no sólo tienen un problema de insomnio, sino que son dependientes de la medicación. Por eso es esencial que el especialista que nos trate investigue en las causas subyacentes al problema y que dedice el tiempo necesario para ello, ya que hoy día se ha ido mejorando en cuanto a la dosificación de los hipnóticos, como es el caso del lormetazepanen en gotas, para un mayor control en el suministro y en la retirada del mismo.

Algunos de las complicaciones derivadas del uso de hipnóticos son:

Insomnio de rebote. Efectos de retirada, dependiendo del tipo de hipnótico, las dosis, la toleracia, tiempo de tratamiento etc.

– Efectos sobre la memoria y rendimiento psicomotriz: no afecta a lo ya aprendido pero sí obstruye la capacidad de adquirir nuevos. Puede disminuir la atención y el recuerdo inmediato, pero no afecta a la memoria semántica ni a la memoria de sucesos.

En cuanto a la retirada de los mismos es necesario que se haga de manera gradual, poco a poco, para ir paliando los efectos de la dependencia psicológica, donde se asocia la pastilla igual a dormir, para evitar el insomnio de rebote.

En cualquir caso es conveniente dejarse guiar por la opinión de un médico, ya que lo señalado anteriormente es un contenido únicamente de función informativa.

Resuelve tus dudas participando en el foro de el insomnio de Aorana.