Inicio » tratamientos » Tratamientos no farmacológicos

Tratamientos no farmacológicos

Las soluciones contra el insomnio que se ofrecen aquí constituyen una herramienta de utilidad a largo plazo, pero a menudo el médico de medicina general no es quien las ofrece, pues se trata de intervenciones psicológicas. Lo que sí está claro es que producen beneficios seguros y duraderos evitando los efectos rebote o la tolerancia que producen muchos de los medicamentos prescritos para estos casos. De todas maneras es conveniente dejarse asesorar por un especialista y ver qué tratamientos (combinados a menudo) son los más adecuados.
Intervenciones conductuales

– La higiene del sueño, pautas eficaces a tener en cuenta para combatir le insomnio  [Seguir leyendo >>]

– Control de estímulos: se trata básicamente de que se asocie la cama y el dormitorio con el rápido inicio del sueño, de manera que se limiten las actividades incompatibles con el sueño y que son procesadas como señales para permanecer despierto.  [Seguir leyendo >>]

Restricción de sueño (o del tiempo pasado en la cama): parte de la concepción que se tiene de que la gente insomne tiende a pasar más tiempo en la cama, ya sea yéndose antes a dormir o levantándose más tarde, por tanto se pretende estabilizar el ciclo de sueño-vigilia. [Seguir leyendo>>]

Técnicas de relajación: un gran número de los pacientes de insomnio suelen padecer altos niveles de excitación somática (tensión muscular) y cognitiva por la noche y durante el día. Con estas estrategias de relajación nos ayudan a descativar este sistema de excitación. [Seguir leyendo>>]

Biofeedback: se entrena al paciente para que controle ciertos factores fisiológicos como la tensión muscular y reducir así la hiperexcitación somática. El proceso se realiza mediante tecnologías que permiten visualizar u oír los niveles de tensión muscular por ejemplo. Así al hacerse consciente de sus cambios ha de ir aprendiedo a manejarlos, hasta que lo pueda llegar a hacer sin la ayuda de estas máquinas. A pesar del grado de éxito documentado del biofeedback, en el caso del insomnio quizás debido a la necesidad de tecnología especfífica, y el prolongado proceso de aprendizaje, su nivel de efectividad es limitado.

  • Técnicas cognitivas

Intención paradójica: Con esta técnica, se debe persuadir para no intentar dormir. Está basado en la noción de que mientras más se ansía conciliar el sueño, más se inhibe la aparición del mismo.

Reestructuración cognitiva: con  esto se intenta reconducir una serie de disfunciones cognitivas que influyen de manera considerable en el insomnio [Seguir leyendo >>]

Terapia cognitiva conductual multicomponente: es una estrategia que intenta modificar las creencias y actitudesni sobre el insomnio y cambiar las conductas que lo mantienen. Para conseguirlo, combina la terapia cognitiva, técnicas conductuales (control de estímulos, restricción de sueño o relajación muscular progresiva) y la higiene del sueño.

Terapia psicoanalítica orientada a la percepción: existen ciertos pensamientos subyacentes que pueden ser causantes de tensiones y ansiedad, así se trata de eliminarlos conscientemente en las sesiones con el terapeuta.

En cuanto al nivel de aceptación y validez de estas terapias por parte de los profesionales es algo dispar [Seguir leyendo >>]

Si quieres más información sobre la ansiedad, puedes encontrarla en los foros de la web Aorana.